Back to top

Actividad económica

Resultados económicos

AMSA gestiona el ciclo del agua en la ciudad, la producción, la acumulación, el tratamiento y el control sanitario, la distribución y el saneamiento, tanto del agua utilizada como de la de lluvia, y finalmente, de manera indirecta, también participa en la depuración. Desde el 2020 también gestiona el servicio del TubVerd.
El 2020, la gestión económica del conjunto de toda esta actividad se cerró con un resultado antes de impuestos de 1.160.264,83 €, que la compañía destinará principalmente a mejorar las infraestructuras para asegurar la calidad del servicio en el futuro. El control presupuestario de los gastos ha facilitado mantener este nivel de resultados.

Ejecución del presupuesto del 2020
Desviaciones significativas

Durante este ejercicio 2020 ha habido cinco impactos relevantes que hay que destacar en cuanto a la ejecución del presupuesto. El primero ha sido la crisis a causa de la COVID-19. El segundo ha sido el impacto de la operación de compra de las acciones de MESSA a Naturgy, con el acuerdo de dejación correspondiente. El tercero, derivado de este último, la integración del servicio del TubVerd como una actividad más de AMSA. El cuarto ha sido la continuación de la obra del depósito de la ronda de Bellavista. Y, para acabar, el quinto ha sido la sustitución del canon de alcantarillado del Ayuntamiento por dividendos con cargo a reservas.

El primer impacto, la crisis a causa de la COVID-19, ha comportado una disminución del volumen de venta de agua, pero, en cambio, ha significado un aumento de los ingresos, respecto al presupuesto. Han aumentado más porque se ha incrementado la venta de agua a precio doméstico, compensando la disminución de consumo del agua no doméstica y pública.
Este impacto positivo ha compensado la bajada otros ingresos como los del servicio del Laboratorio y del TubVerd por la disminución de la actividad durante el periodo de confinamiento. También por esta circunstancia algunos gastos han estado menores a las que se habían previsto.

El segundo ha sido la operación de desistimiento, que explica ampliamente la bajada del resultado respecto al que se había previsto inicialmente en el presupuesto.

El tercer impacto importante en el presupuesto del 2020 ha sido la integración de los ingresos y los gastos del TubVerd.

El cuarto impacto que hay que tener presente en el análisis de las desviaciones del presupuesto es a causa del hecho que las obras del parque no se han podido ejecutar según lo que se había previsto en el presupuesto, entre otros motivos, por la ralentización de aportación de tierras y por la parada general de la construcción por el efecto de la COVID-19.

El quinto ha sido la sustitución, por motivos técnicos, del canon de alcantarillado del Ayuntamiento, gasto presupuestado de 500 mil euros, por una aportación de dividendos con cargo a reservas voluntarias.
Estos cinco impactos justifican o explican en su conjunto porque el resultado final del 2020 ha mejorado en 151 miles de euros (14,95%) el que se había previsto en el presupuesto.

Previsión para el 2020

Como actividad significativa de la compañía, en el ámbito de las infraestructuras, durante el 2021 se pondrá en funcionamiento el depósito, se completarán las obras del parque y, seguidamente, se hará la urbanización de la ronda de Bellavista. La puesta en funcionamiento se prevé durante el segundo semestre, una vez se acaben las obras de conexión que efectúa ATL. La fecha de finalización del parque se estima entre el segundo y el tercer trimestre del año.

Siguiendo la estrategia que estipula el Plan director del agua de Mataró, durante el 2021 se continuará con la tarea de renovación de las tuberías antiguas de la red de agua potable.

De acuerdo con el Plan director del TubVerd, está previsto dar un fuerte impulso a las inversiones y, de este modo, recuperar el nivel que quedó parado los últimos años. La conexión de una industria en el polígono industrial del Cros y también la ampliación de la red en el eje Lluís Companys, entre otras inversiones, son una muestra de esta estrategia.

Durante el 2021 está previsto presentar candidatura a los fondos europeos de reconstrucción de la ciudad y presentar un conjunto de cuatro proyectos que se definieron el 2020, entre los cuales destaca el URBAN RESILIENCE LOOP, una propuesta de desarrollo sostenible del sector del Sorrall donde se conjugarán con visión de futuro los vectores del agua y la energía.

Por otro lado, también durante el 2021, se prevé continuar intensificando un año más el uso de las nuevas tecnologías en cuanto a la operativa interna, como también en las gestiones de los clientes. El año 2021 está previsto que desde la oficina virtual se puedan tramitar prácticamente todas las gestiones, y se harán campañas para promocionar el uso y para aumentar los clientes que quieran la factura sin papel.

En el ámbito más interno, por tercer año consecutivo se continuará implantando la gestión documental, la administración electrónica y la digitalización de tareas. Se prevé que durante el 2021 la mayor parte de los documentos que se generen se gestionen y se archiven de manera digital, de forma que el uso del formato papel irá disminuyendo progresivamente.

Así, para el 2021, se prevé que la evolución económica de la compañía sea como la del 2020, con un comportamiento similar del consumo y, por lo tanto, de los ingresos, con poca inflación y con contención general del gasto. En cuanto a la evolución financiera, se mantendrá el nivel de endeudamiento en el nivel habitual, alrededor de los once millones de euros.

Organizativamente, se trabajarán cuatro objetivos operativos transversales, alineados con el Plan estratégico: la responsabilidad social, la mejora organizativa, las inversiones en infraestructura y tecnología y la gestión de calidad y el medio ambiente.

1.º- Mantener la política y todos los mecanismos de apoyo a las familias con dificultades económicas, que la compañía puso en funcionamiento y potenció a partir del 2012 (Fondo Social, tarifa social, pagos a plazos, altas provisionales, etc.).

2.º- Organizativamente, implementar el Plan estratégico de la compañía 2020-2025, que aprobaron el Consejo y la Junta. Este plan define cuatro líneas estratégicas para los años próximos: la sostenibilidad, la ciudad, la innovación y la digitalización y las personas. También establece y vincula los planes directores de las diferentes áreas, como los instrumentos para concretar los objetivos, el calendario y los recursos para cada una de estas líneas.
Está previsto que durante el primer semestre del 2021 se acaben los tres planes directores pendientes: el de comunicación, el de innovación y el de personas, que se añadirán a los siete que ya se aplican, que son los de agua, alcantarillado, TubVerd, sistemas, contadores, laboratorio y sostenibilidad.

3.º- Destinar, como hasta ahora, recursos, dinero y tiempo a mejorar las infraestructuras de las tres redes, agua, alcantarillado y TubVerd, y a las herramientas digitales.

4.º- Integrar en el sistema de gestión el TubVerd, que en este momento no está amparado por el alcance de certificación de las normas ISO 9001 y 14001 (Calidad / Medio Ambiente) y del UNE 19601 (Compliance Penal).

Clicad las tablas para ampliar.