Back to top

Nuestra gestión

El alcantarillado

El Ayuntamiento de Mataró, el octubre del año 2000, traspasó a Aigües de Mataró el servicio de la red de alcantarillado.

La red de alcantarillado se inicia en lo alto de la ciudad con la canalización de las rieras por medio de los separadores de arenas.

El clima mediterráneo hace que ocasionalmente se produzcan fuertes precipitaciones que provocan inundaciones: las rieras secas acontecen auténticos ríos, y, por este motivo, a lo largo de los años se han hecho varias actuaciones para desviar el curso natural de las rieras que atravesaban el centro de la ciudad. Algunas de estas actuaciones son el desvío de la riera de Cirera hasta la de San Simó, que se hizo a principios del siglo pasado por la actual avenida de América, y la canalización de la riera de la Figuera Major y el torrente de les Piques.

El año 2004 finalizaron las obras del interceptor de aguas pluviales del torrente de Can Boada, que también recoge las aguas del torrente de la Pólvora y que, pasando por la ronda O’Donnell y la avenida del President Companys, llega hasta el mar. Las aguas residuales y pluviales circulan por gravedad de norte a sur de la ciudad y van a parar al colector interceptor.

El colector interceptor es una tubería de 800 a 1.000 mm, según el tramo, situada en la parte más baja del alcantarillado y paralela a la línea de costa, que en condiciones normales recoge las aguas sucias y por medio de unos bombeos las transporta hasta la Estación Depuradora de Aigües Residuales (EDAR) de Mataró. En caso de lluvia, cuando este colector no tiene capacidad hidráulica para transportar todo el volumen de agua, entonces sale por los aliviaderos de la playa y va a parar en el mar. El colector interceptor, los bombeos y el EDAR de Mataró son competencia del Consejo Comarcal del Maresme.
Actualmente, Mataró dispone de una extensa red de alcantarillado, la longitud de la cual es de aproximadamente 230 km, que sirve para la canalización de las aguas residuales y del agua de lluvia; el 79% es de la red unitaria (que transporta aguas residuales y pluviales a la vez); un 8% corresponde en la red residual, que solo transporta aguas residuales, y el 13% restante corresponde en la red pluvial.

Mantenimiento del alcantarillado

Limpieza de colectores

La sedimentación de los residuos que son transportados por la red de alcantarillado puede provocar una disminución de la capacidad; este hecho hace que haya que limpiarla y revisarla periódicamente.

Esta limpieza se organiza, por un lado, mediante un sistema cíclico que garantiza que, como mínimo una vez cada tres años, se hace la limpieza de todos los colectores que forman parte de la red municipal de alcantarillado aplicando agua a presión. Por otro lado, también se hacen limpiezas con más frecuencia en aquellas partes de la red que requieren más intervenciones para garantizar el funcionamiento correcto. Igualmente, se hace la limpieza de los bombeos de aguas residuales una vez al mes y de los bombeos de aguas pluviales en pasos subterráneos cada 6 meses.

Mediante estas intervenciones, durante el ejercicio 2020 se ha efectuado la limpieza de 103,99 km de colectores y se ha retirado un total de 361,62 t de sedimentos.

Limpieza de elementos de drenaje superfiacial

En cuanto a la limpieza de rejas y alcantarillas, también se aplica un sistema cíclico que garantiza la limpieza como mínimo una vez al año de todas las rejas y las alcantarillas de la ciudad. Igualmente, se hacen limpiezas con más frecuencia en aquellos ámbitos más sensibles de sufrir inundaciones superficiales.

Durante el ejercicio 2020, se han hecho 11.207 limpiezas de alcantarillas y 807 limpiezas de rejas y se ha retirado un total de 111,56 t de sedimentos. 

Inspecciones con cámara robotizada

Se ha inspeccionado un total de 24,98 km de canalizaciones mediante un equipo de cámara robotizada. 

Mejoras  de la red

En cuanto a inversiones en mejoras de la red existente, hay que destacar: 
· En las canalizaciones pluviales de acero galvanizado existentes en la riera de Cirera se ha ejecutado una solera de hormigón para evitar erosiones y se han reformado los pozos para mejorar la seguridad en los desplazamientos de personas por el interior. 
· Se ha ejecutado una acera para facilitar el acceso de personas en la galería de la calle de Lepant en el tramo bajo vías.
· Se han sustituido algunos tramos de colectores en las calles de la Mare de Déu del Pilar y de Solís a causa de diferentes incidencias.

En cuanto a la instalación de elementos de retención de sólidos en aliviaderos, se han hecho dos intervenciones:

· Durante el mes de enero se instaló un peine de retención de sólidos, en su punto de aliviadero de la playa del Varador ante el Restaurante Marina. 
· El mes de julio se instaló una reja de desbaste en el desagüe de la recogida de aguas pluviales superficiales del aparcamiento de la ronda del President Tarradellas para evitar, en caso de lluvia, el vertido por arrastre de basura hacia la riera de Argentona.

Hasta el 31 de diciembre de 2020 se han atendido 117 avisos externos.

Actuaciones de mantenimiento

La red de alcantarillado se encuentra en un proceso constante de mejora y mantenimiento. A consecuencia de los 117 avisos externos que se recibieron el 2020 y de los avisos internos derivados de las inspecciones y los controles habituales, se ejecutaron las tareas siguientes: